8 CUIDADOS DE BELLEZA QUE TODOS DEBEN SEGUIR



No hace falta adquirir productos carísimos para tener un rostro perfecto. Si bien no podemos negar que muchos resultan excelentes y eficaces, hay otros cuidados básicos que son muy importantes para tener una piel radiante y joven.

De acuerdo con información compartida por la Academia Americana de Dermatología , la forma en cómo cuidados la piel, afecta en gran medida su apariencia. Por lo tanto, si queremos tener un rostro radiante, vale la pena adoptar una buena rutina de belleza. Es por ello que aquí te damos 8 tips de cuidado básicos que todos deben de seguir:

  1. Limpieza diaria

La limpieza diaria es la clave principal para mantener el rostro suave y sin alteraciones. Así removemos la suciedad y partículas que se van acumulando en los pequeños poros de la piel.

Si quieres un rostro perfecto, límpiate la cara cada mañana antes de poner el maquillaje y cada noche antes de dormir.

Limpia tu cara con jabones neutros ya que estos son menos agresivos y no desequilibran el balance de tu piel. Utilizar un limpiador específico para tu tipo de piel te brinda los beneficios de los ingredientes especiales que contiene.

Las personas con piel grasa pueden complementarla con el uso de toallitas húmedas, siempre y cuando no alteren el pH de la piel.

  1. Exfoliación

Los tratamientos exfoliantes se han convertido en los mejores aliados para renovar la piel y facilitar su oxigenación. Estos ayudan a remover las células muertas y otras impurezas que se quedan retenidas en la superficie del cutis.

Además, se reduce la tendencia de adquirir puntos negros y algunas otras formas de acné. Lo mejor de todo es que podemos hacerla con productos comerciales, o bien, combinando algunos ingredientes naturales como el azúcar y la miel. Te recomendamos aplicar una mascarilla exfoliante únicamente dos veces a la semana para no dañar la piel.

  1. Hidratación

Una correcta hidratación no sólo beneficia la parte interna del organismo, sino que se ve reflejado en el aspecto de la piel. El agua es esencial para mejorar el riego sanguíneo, el proceso de oxigenación de las células y la elasticidad.

Lo recomendable es tomar agua a temperatura ambiente para el cuidado de la piel. Beber 8 vasos de agua al día ayuda a mantener el rostro y la piel del cuerpo entero perfecto, joven y con aspecto fresco.

También existen productos como cremas para cada tipo de piel que te ayudarán a complementar una hidratación perfecta.

  1. Protección solar

Utilizar protector solar todos los días puede ayudar a mantener la piel libre de signos prematuros de la edad. La exposición del rostro y de la piel a los rayos UV es un factor de riesgo principal para la mayoría de los cánceres de piel, aparición de manchas, arrugas y quemaduras.

Ciertamente, el grosor de la piel en esta zona del cuerpo es más fino, lo que contribuye a hacerla más frágil y vulnerable a la radiación solar.

  1. Tonificar para equilibrar la piel

Algunas personas no incorporan el tónico en su rutina de belleza porque creen que no es tan importante. Sin embargo, es uno de los pasos más importantes ya que ayuda a equilibrar el PH de la piel. Hay que tener en cuenta que las limpiadoras a veces alteran la piel».Lo que ocurre es que muchas no lo aplican correctamente: el producto no se debe arrastrar, es mejor ponerlo sobre la piel con pequeños toques. «Podemos utilizar o no un algodón, yo recomiendo ponerlo en las manos, calentarlo poniendo una contra otra y plantar la palma en las distintas zonas, desde la frente a la ‘T'».

El Tónico completa la higiene del rostro equilibrando la hidratación. Al aplicarlo, se remueven las células muertas posibilitando que la crema hidratante, aplicada luego de la tonificación, penetre mejor en la piel, resultando ésta, más efectiva y manteniendo la piel luminosa.

  1. Alimentación balanceada

Seguir una dieta balanceada y completa beneficia tanto la salud interna como todo lo que tiene que ver con estética. Ciertamente, una adecuada nutrición ayuda a prevenir enfermedades cutáneas, como el acné, la dermatitis atópica, la psoriasis y la rosácea.

Las razones para seguir una dieta balanceada, va mucho más allá de mantener la línea. La hidratación, el cuidado antiedad número uno, comienza desde el interior.